Mi experiencia con Huawei y su ecosistema tecnológico

ReviewsTecnología

“Tecnología disruptiva o innovación disruptiva”: Es aquella  tecnología o innovación que conduce a la aparición de productos y servicios, ‘que producen una ruptura brusca’, frente a una estrategia sostenible, con el fin de competir contra una tecnología dominante, buscando una progresiva consolidación en un mercado.

Mi experiencia con el “Technosistema” Huawei es reciente, pero de una rápida escalada, al punto de pelear mi preferencia por Xiaomi, en cuanto a lo “Tech Chino”.

Conocí la marca en el año 2011, por un módem banda ancha, que un colega sacó en una visita a terreno en el trabajo. En es minuto era el módem “guagui”, y debo ser franco, no le tuvimos ninguna fe, aunque objetivamente, funcionaba.

Huawei P30

Mi experiencia ya de verdad con Huawei, inicio con la fiebre del “P30”. Todos hablaban de él, todos lo querían, Hoy el últimos de los “mohicanos” en la relación con Google.

Debo decir que solo me alcanzó para la versión Lite, pero satisfecho completamente, con estos ya casi 2 años de uso, nunca he sentido la necesidad de reestablecer a fábrica, o estar “apretado” de espacio, ni nada.

Las fotografías cumplen más que bien, y me permite controlar y disfrutar a cabalidad del uso que le doy. Ojo, no juego con el teléfono, así que creo que por ello, una versión PRO, tampoco la aprovecharía al máximo. El P30, me hizo terminar abruptamente mi relación de años con los “Galaxy S y note”. Vaya, siento que Samsung debe estar dedicándome “Hawaii” de Maluma, por esto.

Huawei Watch GT series

Principio, bueno, bonito y barato. Si bien no era de la costumbre de usar reloj, debo reconocer que me gusto la idea de cortar las llamadas de colegas “indeseables” desde el aparato, o bien, darme cuenta como el “weareable” media mi nivel de sedentarismo, mi cero compatibilidad deportiva y mi extrañamente imperturbable ritmo cardiaco.

Cuando realmente le saqué mayor provecho a este, ahora inseparable, es en la medida que por salud, tuve que incorporar rutinas deportivas y de meditación en mi jornada diaria. En ese minuto escale al GT2, y su “gracia” de contestar llamadas en él, supo combinar mi “Inspector Gadget” interior, junto con la elegancia, funcionalidad y versatilidad de este muy buen “Reloj inteligente”.

Huawei Free Buds 3i

Luego del reloj, vino el audio, en este sentido, soy un poco más exigente. Con mi pasado musical, he aprendido de disfrutar especialmente de la música. La adquisición de los Free Buds, fue más bien un “capricho”, para ver que tanto podían ser.

Y bueno, la verdad es que los “Free buds” funcionan, se integran perfectamente con el teléfono, el laptop o lo que sea. Pero principalmente, “cancela” a aquellos insufribles que no te dejan disfrutar de lo que tu mente y oídos quieren escuchar.  Tampoco es la “panacea” pero están bien.  He notado algunos “bugs”, como que queda sonando a veces un audífono, cuando te sacas el otro del oído, o a veces satura, solo a veces el sonido.

Me gusta de ellos, su cancelación de ruido. Su elegante caja para guardar y cargar. Su conectividad e integración con ecosistema Huawei, y su estilo. Se ven y escuchan realmente bien.

Huawei Wifi AX3

Aquí no partimos tan bien. Reemplazar mi router Xiaomi, solo por probar el AX3, no era sencillo. Toda vez que en mi hogar todo se conecta a la red inalámbrica y funciona.

La primera aproximación fue fallida, tenia todo caído, nada operaba, un desastre. Tuve que “volver atrás”, dada las altas demandas de, jugar en línea, teletrabajar, ver tv y/o escuchar música.

Días más tarde, aprovechando la quietud de la hora de siesta. Volví al ataque, configure y conecte todos los “gadget”, ¡y Voilá! funcionaban. Mantuve las configuraciones del equipo anterior, y nadie se dio cuenta, como “la dama blanca” tomo posesión del trono de hierro.

Nunca antes fue tan fácil conectarse a internet, conectar nuevos dispositivos a la red, mantener una buena recepción de la señal desde cualquier parte de la casa y estabilidad. Wifi 6 plus, y sus 6db de potencia adicional, cumplen. Al menos para un usuario exigente, creo que el hardware maneja de muy buena forma el ancho de banda que le tengo disponible.

Mi Huawei Mate x PRO Emerald green

Nací en el mundo dominado por “Windows”, tuve una época rebelde con Linux y decanté en el maravilloso universo de OSX.

El paso Laptop “Windows-MAC”, fue un poco confuso, aunque, rápidamente el universo de sofisticación y elegancia, me cautivó. No pensé en volver, hasta que las exigencias profesionales me lo pidieron.

Gracias a ello, he tenido la oportunidad de probar y trabajar con la respuesta más elegante de Huawei al mundo de los “laptops livianos”.

En un inicio, mi “diablillo MAC” decía en una oreja, “suena mucho”, “se calienta”, “Que es eso, Windows”, etc.…  Sólo viejos prejuicios del pasado.

Con el Mate X, no he sentido tan brusco ese cambio desde MAC, es una “máquina” que, para mis obligaciones, cumple satisfactoriamente. Hoy creo que Huawei ha sabido renovarse para estar a la altura de sus competidores (¿Competidores?).

El Mate X pro, vale cada peso (y son hartos). No suena, no se calienta e incluso hace pensar que no es “Windows” el que está corriendo en sus venas. Siguiendo los prejuicios, eso es mucho decir.

Tags: , , ,

Podría gustarte

Moto G9 Play: Las 3B en tu bolsillo
Quema calorías, comparte tu desempeño y gana con el nuevo HUAWEI Watch FIT

Lo + leido

Enlace patrocinado

Menú
A %d blogueros les gusta esto: