Opinión: Ciberataques más allá de los piratas informáticos: ¿cómo combatirlos?

Tendencias

Por Gustavo Gurmandi, Sales Engineer de Citrix para SOLA

En los últimos meses se han conocido varios casos de filtración de datos y no es menor que esta problemática siga apareciendo en los medios de comunicación. Hace unas semanas, la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) confirmó que se produjo nuevamente una gran filtración de datos de tarjetas de débito y crédito, donde alrededor de 41.000 usuarios se vieron afectados.

A pesar de que la Transformación Digital se ha convertido en una herramienta beneficiosa para todo negocio, el cibercrimen también ha logrado evolucionar y lo ha hecho con gran fuerza. A diferencia de los casos anteriores, la nueva filtración no fue ejecutada por medio de un ciberataque remoto, sino que por una persona que trabaja como proveedor que presta servicios tecnológicos a entidades financieras. Esto nos deja en claro que el tema de ciberseguridad va más allá de los piratas informáticos y nos abre una gran interrogante: ¿qué es lo que deberíamos hacer para evitar estos casos? A pesar de que sea complejo y signifique una gran inversión en los sistemas de seguridad y procesos internos dentro de las empresas, la respuesta radica en diseñar un modelo de seguridad contextual, donde las personas se encuentren en el centro de la estrategia de la seguridad.

Con este enfoque y a través del uso de algoritmos de machine learning, se podrán conocer los comportamientos de los usuarios, cómo usan la tecnología, las aplicaciones, dispositivos y los datos, para así resguardar la información corporativa -sin afectar su productividad, la experiencia de trabajo y sin aplicar políticas restrictivas- y evitar posibles filtraciones futuras.

Es por esto que, para avanzar, es recomendable que las instituciones creen procesos internos junto una infraestructura segura desde su concepción, capaz de resistir ataques o mitigar los efectos de comportamientos riesgosos de los propios empleados o proveedores. Es decir, implementar soluciones que permitan encriptar el tráfico que circula en la red y enseñar a los empleados las políticas internas de la organización y los puntos de vulnerabilidad en los que pueden comprometer los activos más valiosos de la empresa, porque seamos sinceros, la realidad es una: ninguna empresa se puede arriesgar a poner su seguridad en manos del usuario.

Para evitar que casos como este continúen, requerimos de la implementación de soluciones modernas y es aquí donde la tecnología debe tomar gran fuerza acompañada del empoderamiento del área de TI. Con la creación de un perímetro digital seguro, donde éste tenga el control de acceso a las aplicaciones, se tenga visibilidad del uso archivos, dispositivos y de los usuarios, con la analítica que proporciona la Cloud se podrá reaccionar rápidamente cuando existan fallos, logrando que la barrera que hoy se encuentra débil, se convierta en una gran barra de acero que permitirá dejar a los ciberataques en el olvido.

Tags: , , , ,

Podría gustarte

Por Samuel Ramírez, Business Development Director de Hikvision. Según la última Encuesta Nacional Urbana de Seguridad Ciudadana (ENUSC) 2018, tras seis años en alza, las víctimas de delitos en Chile bajaron en un 2,6%, al igual que la sensación de temor que cayó del 39,3 al 38,1%. Una gran noticia que comprueba que en temas de seguridad ciudadana, vamos por buen camino. Es muy importante mantener la seguridad en los espacios públicos y para eso es necesario invertir en tecnología. En esta era de constante desarrollo tecnológico, la videovigilancia se convierte en la base del sector de seguridad, por lo que hay que dar el siguiente paso y aplicarla a la transformación digital. Actualmente el uso de tecnología enfocada en seguridad ciudadana es una tendencia cada vez más creciente en las grandes urbes a nivel global. En ciudades como Nueva York y Miami, la policía ya está incorporando Big Data y sus capacidades de análisis y cruces de datos no sólo para evitar delitos, sino para anticiparlos, ya que según Naciones Unidas para el 2050 el 75 % de la población mundial vivirá en zonas urbanas. En el caso de Chile esto también se aplica. Recientemente la Municipalidad de Santiago, en conjunto con la Subsecretaría de Prevención del Delito y Carabineros, implementaron el Plan Plaza Segura. A través de una flota de vehículos donados por un municipio chino, se busca evitar incivilidades como la instalación de comercio ambulante ilegal y delitos como robos y hurtos. En este sentido, el mercado ofrece distintas alternativas como la Estación de alarma de pánico DS-PEA3M de Hikvision, una especie de poste que se instala en las plazas y que cuenta con cámaras de seguridad HD que son monitoreadas desde una sala de operaciones. Además, este dispositivo cuenta con la función de audio bidireccional, para que en caso de que alguien se encuentra en problema, presione un botón y se comunique inmediatamente con quienes están detrás de las cámaras, quienes pueden enviar refuerzos y resguardar la seguridad. A pesar de todo lo bueno, el llamado es a no bajar la guardia. Si bien se está realizando una buena labor, siguen existiendo amenazas que pueden alcanzar a cualquiera. La seguridad ciudadana es algo de lo que no nos debemos dejar de preocupar y gracias a la tecnología podemos mantenernos en esta línea.
Opinión: La tecnología es el gran aliado de la seguridad pública
Potenciar la salud a través de la tecnología de datos

Lo + leido

Enlace patrocinado

Menú
A %d blogueros les gusta esto: