Review WIZ: Entre luces e inteligencia

Reviews

Para mi, el primer paso para la casa inteligente, parte con las luces, donde la tecnología puede contribuir a la seguridad y al ahorro a mediano plazo. 

¿Cómo hacer una casa inteligente? Esta pregunta estoy segura que ha pasado por muchas personas y de seguro a un gran porcentaje de ellas cree que el tema del costo es la primera barrera. Si bien en muchos casos esto es real, el primer paso puede ser muy conveniente en el mediano plazo ya que las ampolletas no son costosas y permiten eventuales ahorros.

Mi experiencia con WIZ está ya casi próxima a cumplir un año. Partí con una ampolleta y luego con 2 y hoy toda mi casa tiene ampolletas – incluido el balcón y baño – además de un control para las luces del living y una tira de luces para mi oficina. Vamos por parte:

Control de luces

Si tienes un celular puedes tener luces inteligentes y sacarle el máximo potencial. Si bien puedes colocarlas en el soquete y prenderlas y apagarlas, toda la configuración se hace desde tu smartphone, ya sea en Android o iOS.

La aplicación te enseña como linkear los dispositivos y ahí puedes seleccionar el tipo de iluminación (lámpara, luz de mesa, etc) y su ubicación (sala, oficina, dormitorio, etc). Una vez esto esté configurado puedes jugar con la intensidad de cada ampolleta, colores y estilos. 

También puedes configurar horarios y gestiones adicionales, por ejemplo, el de las rutinas, donde el que más he usado es el de las vacaciones y que me permite ajustar los horarios de todas las luces de la casa para dar la sensación de que hay alguien y con esto incrementar la seguridad. 

¿Y cuando sale tener todas las luces prendidas?

Tuve la suerte de participar en una actividad con la marca y les conté que, desde que tengo las luces en mi casa sentía que la cuenta no subía lo que tenía que subir debido a que están “todo el día prendidas”. En esta ocasión me respondieron que cuando la luz está con el interruptor encendido, pero no prendida (es decir, sin proyectar iluminación) su consumo es mínimo. Además la misma tecnología de la ampolleta hace que gaste mucho menos que las tradicionales a la hora de efectivamente estar prendida o incluso al tener otro color. 

Al final de cuentas, después de casi un año con estas luces mi cuenta ha bajado, estimo un 10%, y lo más importante, no he tenido meses de alza, como suele ser en invierno. Tampoco me he privado de accesorios conectados a la corriente, donde suelo tener al menos una consola de videojuegos encendida, lo mismo que una tv y una aspiradora robot. 

¿Entonces?

Estos días he estado fuera de casa y ha sido muy raro no decir “hey google, apaga las luces” o esperar a que a las 7.15AM la luz se prenda sola. Una es material de costumbre y tener un sistema de luces que se ajusten a tu rutina es una adopción sumamente rápida. Además los modos de apagado y encendido son paulatinos, por ende no se apaga o prende todo de una, le da espacio al cuerpo de acostumbrarse y eso hace, en mi experiencia, todo más simple  y agradable.

En las pocas juntas que he tenido en mi casa he podido ir adaptando también las luces de las lámparas de pie, las que tiene un modo “televisión” donde los colores azules predominan y parecieran sincronizarse con lo que pasa en el entorno.

Hoy WIZ tiene una gama completa de accesorios adicionales, que por ejemplo te permiten, en un pequeño control remoto, tener 4 modos de acceso rápido y con un botón puedes cambiar y ajustar el entorno de forma perfecta. Otro favorito es un sensor de movimiento que se puede configurar para hacer alguna acción. En mi caso, lo tengo activado para que en la noche cuando me levanto prenda la luz del pasillo y que esta luego se apague 10 minutos después. Un acierto y un gran primer paso para la casa inteligente. 

Tags: ,

Podría gustarte

Nace ChilePay, alianza para la promoción de la digitalización del efectivo en el país
Llega a Chile el refrigerador Instaview Craft Ice de LG

Lo + leido

Enlace patrocinado

Menú
A %d blogueros les gusta esto: